El plena ebullición

desde 1975.


40 años no son tanto para un proyecto familiar. El tiempo es un simple testigo y ha forjado extrañas alianzas. Sin los picantes momentos de vermús, las veladas de verano y las delirantes jornadas de San Fermín, el Gure no sería lo que es.

Ahora, tras cuarenta años en plena ebullición, completamos la circunferencia vital, retomando la calma y el placer de lo cercano, de lo pequeño. Un viaje a los orígenes que, nunca olvidamos y que queremos preservar.

Proponemos una carta basada en productos frescos, de la tierra. Queremos ofrecerte lo mejor de cada temporada, compartir una selección de vermús imaginativos y provocadores y que pruebes nuestros vinos, alternativos, al margen de lo habitual.

Queremos seguir escribiendo nuestra receta y tú eres uno de nuestros ingredientes.

platitos_gure