El farol colorao…

“Hay un farol colorao en la esquina de la Plaza…”, eso ya no lo canta nadie. Pese a todo, en la plaza del Castillo  hay “movida”, en la esquina de la plaza y en toda la vuelta. El farol sigue ahí, a la vera del “Gure”, por lo menos… Nos encontramos en la quinta escalera, casi casi al borde de la sexta. En teoría entraríamos, en unos días, en la etapa de preparar el “uniforme”, los pantalones bien repasados, las camisas en orden en la habitación, la faja, el pañuelico, las alpargatas… bueno, ahora no se usan alpargatas, son zapatillas. Con esas sí que se corre según “dicen los expertos”… Pero, a lo que íbamos, nos hemos olvidado del farol, ya no sabemos ni si existe, únicamente, de vez en cuando en la Plaza del Castillo, en los bares de la Plaza, en “El Gure Etxea” suena el tarareo de aquellas notas que, casi casi, se van perdiendo en la memoria. O la evocación a aquel célebre Orson Welles que se inspiró en los “sanfermines” para su película “Campanadas de media noche”. Orson Welles se alojó en la habitación 104 de “La Perla” y Pamplona se llenó de “habanos”. Alrededor del actor hay una auténtica ruta turística por el centro de la ciudad. Orson sí escuchó el “Farol Colorao” y otras de los Iruñako…este mes cumpliría cien años el genial cineasta. En fin, se apagó el farol para todos, o para casi todos… Ahí siguen gozando lo que pueden, los que quedan de “Los Iruñako”. La Plaza del Castillo las ricas tapas y buen vino de sus “arcos”… todo garantizado.

 

¡Comparte este post!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *