A superar el último escalón

Los operarios de la Carpintería de Hermanos Aldaz ya están en marcha de cara a los “sanfermines”. Pamplona ya está “movida” y como se dice por ahí “el culo pide asiento”. Esta mañana, cuando se descargaban los tablones en las calles de Iruña para cerrar las bocacalles de la parte vieja de Iruñea, donde discurren los encierros, casi todo Pamplona habrá sentido el cosquilleo que recorre el cuerpo: ¡ya llega San Fermín!. El “hormiguillo” que recorre el cuerpo llama al Santo “moreno” que, por cierto, no es que sea moreno sino que la negrura es del humo de las velas.

Las calles van adquiriendo, poco a poco, “sabor” a fiesta y la Plaza del Castillo se llena de corrillos. Los comentarios son en torno a la misma historia: “oye, que ya estamos en sanfermines”… y la gente se toma un vinito en el “Gure”, en el “Txoko”, en el “Café Iruña”, Baviera,… y muchos echarán de menos al Sevilla…. Bar que fue mítico en el “txikiteo” y tapeo de hombres y mujeres, los porches iluminados de la Plaza del Castillo… Algunos llaman a la Plaza del Castillo “el cuarto de estar” de Iruña porque ahí se concentra la gente que “sopla” y lleva sus “chascarrillos”. Sí, sí, el Primero de Julio es una fecha emblemática en Pamplona y sobre todo en la Plaza del Castillo donde hoy las cuadrillas se “pondrán las botas”. Ya falta poco, mejor, ya falta casi nada el día 6 nueva cita para, sobre todo, los castas que “viven” los encierros. El primero de Julio, las gentes de Pamplona deberían hacerles un homenaje a los hermanos Aldaz. Estos carpinteros son de los que levantan el ánimo a muchos. ¡Venga chicos! ¡ya no falta casi nada! ¡Gora San Fermín!.

 

¡Comparte este post!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *